Ni el salame se salva: cae la venta en un 50 por ciento

La caída estrepitosa del consumo también afecta la venta del mayor orgullo que tiene la ciudad: su salame quintero. Los números son por demás de elocuentes, ya que la venta cayó un 50 por ciento y tiene sumamente preocupados a los productores locales.

En estos días se anunció un evento organizado por la Municipalidad para el mes de mayo, que tiene como finalidad promocionar la Fiesta del Salame que se producirá en septiembre. Sin embargo, esta posibilidad de festejo tiene un trasfondo duro y casi dramático para muchos productores de la ciudad: la venta de chacinados cayó un 50 por ciento.
Los productores fueron con esta inquietud al área de Producción del municipio que conduce Simón Bruschi y obtuvieron una respuesta inmediata del intendente Juan Ustarroz. “Los productores plantearon entre otras cosas la caída del consumo y las ventas y es así que barajaron la posibilidad de generar una previa a la Fiesta del Salame Quintero para el 14 de mayo”, comentó el intendente sobre la reunión con los productores.
La situación es dramática para muchos productores y fue el reconocido Juan Carlos Berro quien explicó que “las ventas han caído un 50% a todos y se nos ocurrió tras una reunión entre nosotros, los productores, y ya que algo habíamos visto con el intendente el año pasado de a hacer alguna previa. Pero ahora se nos ocurrió hacerla y tendrá picadas y salame… algunos de nosotros hace más de 20 años que estamos en esto y bajar los brazos ahora no es lo correcto”.
Esta caída de las ventas está ligada directamente con la baja del poder adquisitivo de la gente, ya que la compra de salame pasa a ser secundaria ante la necesidad de otros alimentos de primera necesidad.
Esta situación está ligada también a la crisis que viven los productores porcinos en Mercedes y la zona, que es reconocida por su pujanza en esta faceta. En el mes de febrero el diputado mercedino Eduardo De Pedro había presentado la inquietud ante la Cámara y había dado a conocer datos alarmantes. “El reclamo que hacen es urgente y desesperado porque ya han visto como más del 20% de los pequeños productores han tenido que abandonar la actividad”, sostenía De Pedro.
La situación no deja de sorprender ya que la producción de cerdo en nuestro país venía teniendo un sostenido crecimiento en los últimos años que significó un ascenso del consumo a 12.5 kg por persona y que permitió que la faena creciera un 12% anual, fruto de políticas de promoción y de la protección comercial.

El legislador mercedino agregó que estas medidas que afectan al sector porcino no son aisladas sino parte de una política general de apertura indiscriminada de importaciones que “está destruyendo el entramado productivo que tanto nos costó poner en marcha durante nuestro gobierno”.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.