El “ajuste fiscal” que votó Cambiemos en medio de tarifazos, baja de consumo e inestabilidad laboral

El ajuste fiscal que propuso y votó el bloque de concejales de Cambiemos no sólo limitará el accionar del municipio sino que afectará el bolsillo de los trabajadores municipales y profundizará la crisis del comercio local con la baja del consumo.

Tarifazo, problemas laborales, bajo consumo y crisis del comercio local son parte del contexto en el cual se votó este pacto fiscal, que es más ajuste que otra cosa.
El pacto fiscal es un contrato por el cual los Intendentes y sus Concejos Deliberantes delegan a la Autoridad de Aplicación (organismo provincial desconocido) facultades que constitucionalmente le son propias a cambio de permitir el acceso al crédito, a la adquisición de bienes de capital y a obras. Los municipios a su vez condicionan su ejecución presupuestaria a pautas macroeconómicas establecidas por el Ministerio de Economía de la Provincia.
Algunos puntos a tener en cuenta con la aprobación de este ajuste fiscal impuesto desde la provincia:
• Freno a las negociaciones paritarias entre gremios y el municipio. Uno de los problemas que generaría sería que el aumento planteado por la necesidad fiscal estaría dado desde la provincia. Ejemplo: este año el aumento que dio Ustarroz a los empleados municipales fue de 22 %. De acuerdo a este Pacto Fiscal le hubiesen correspondido 15 %. Los trabajadores hubiesen perdido un 7 % de poder adquisitivo.
• Aprobación del Presupuesto Municipal una vez aprobado el Presupuesto Provincial, lo cual haría que no se pueda elevar al Concejo antes del 30 de octubre antes del 30 de octubre, con lo cual el municipio tendrá que manejarse sin Presupuesto durante varios meses.
• Extorsión del gobierno. El artículo 12 dice que para poder hacer inversiones el municipio debe estar adherido a esta norma. O sea, que la gestión actual no podría haber comprado más de 50 máquinas y vehículos nuevos como tampoco patrulleros.
• Profundizar la caída del consumo en los comercios locales. La baja salarial de los empleados provocará menor poder de compra que afectará las alicaídas compras en Mercedes, que ya vienen afectados por tarifazos y demás medidas del macrismo.
• Limitar la posibilidad de inversión en infraestructura como asfalto, salas de atención primaria de la salud, etc.
Estas son algunas de las implicancias para el mercedino que generará en el tiempo este “ajuste fiscal” que votaron los concejales de la alianza PRO UCR.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.