Se cae a pedazos: escuelas, tribunales y hospitales presentan riesgo edilicio en toda la Provincia

La explosión en la escuela 49, que le costó la vida a dos trabajadores, desnudó la realidad de la infraestructura de los edificios públicos de la Provincia. Pero, en rigor, la de Moreno fue una tragedia más que anunciada.

Las muertes causadas por la explosión en la Escuela N° 49 de Moreno generaron consternación en la sociedad, y sembraron la preocupación sobre el estado de los edificios públicos en la Provincia de Buenos Aires y sobre quién debe hacerse cargo para garantizar el buen funcionamiento de los servicios que brindan.

Pero la emergencia edilicia no es exclusiva de las escuelas bonaerenses sino que hospitales, tribunales, y varias dependencias estatales sufren las consecuencias del abandono y falta de controles y mantenimiento. En la mayoría de los casos, la luz de alerta está encendida hace bastante tiempo.

En materia de educativa, los gremios agrupados en el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) le habían presentado al director de Cultura y Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny, un Informe de Infraestructura Provincial donde detallan los problemas edilicios escuela por escuela. Fue antes de que la garrafa explotara en la Escuela Primaria N°49 de Moreno.

En el listado elaborado por los docentes puede observarse que cerca de cincuenta establecimientos tienen problema de gas, pero además se detallan decenas de problemáticas que esperan ser resueltas.

Del informe, además, se desprende que al menos doce establecimientos sufren pérdidas de gas y que hay decenas de edificios sin conexión. El caso más llamativo es el de José C. Paz que, según el relevamiento del FUDB cuenta con 18 escuelas sin gas.

La grave situación se extiende a otras dependencias que sufrieron diversos “accidentes” evitables. La semana pasada cayó un ascensor desde el quinto piso en el Hospital Evita de Lanús con un paciente y un camillero a bordo, quienes sufrieron fracturas expuestas y otras heridas de consideración.
El antecedente es muy próximo, sólo dos meses atrás el susto fue en el Hospital San Roque de La Plata cuando se cayó un ascensor del segundo piso hasta el subsuelo con cuatro personas adentro. El mantenimiento está a cargo de la empresa PROSERV.

Desde la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) aseguraron haber denunciado una y otra vez “los graves problemas que padecemos a diario en hospitales y centros de salud”. Y detallaron que “lo hemos hecho públicamente, en las reuniones paritarias y en los escasos encuentros con los funcionarios provinciales. No hemos sido escuchados y, lamentablemente, los resultados están a la vista”.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.