Es ofensivo que Comesaña hable de “violencia política” por un rayón en el auto

Usar la frase “violencia política” para hacer referencia a un rayón en un auto de un concejal es faltarle el respeto a miles de personas que fueron desaparecidas, torturadas y asesinadas por sus ideas.

Por estos días salió a la luz una supuesta agresión hacia el auto del concejal José Comesaña luego de la cena a beneficio del Hospital Dubarry. Desde las huestes de Cambiemos idearon una gacetilla que victimizaba a Sesón ante un supuesto ataque a su vehículo. Unos pequeños rayones fueron el desencadenante para que el indeciso Comesaña saliera a hablar de “violencia política” ante esta situación.
El supuesto “ataque” al auto es de lo más raro sucedido en estos años. La mayoría de la gente que fue a la cena en el Estudiantes ni le conoce la cara a Comesaña así que mucho menos conoce el auto que tiene. Para la militancia peronista no es un rival porque dijo que no se iba a presentar a las elecciones el año que viene, con lo cual queda como variable el posible trabajo interno en Cambiemos. A lo mejor algún contrincante interno con peso sindical trató de amedrentarlo. Es todo muy raro.
Sin embargo lo más grave de todo es que el neumonólogo habla de “violencia política” en un país que vivió en serio la violencia con aquellos que eran perseguidos, encarcelados y asesinados por sus ideas. Quizás Comesaña se olvidó que la Argentina vivió una dictadura militar y que 28 mercedinos fueron desaparecidos o asesinados y muchos más torturados y apresados.
Hablar de “violencia política” por un dudoso rayón en el auto suena a oportunista. Comesaña no sabe cómo defender este modelo económico y social que plantea el gobierno de Macri y se escuda en esta victimización que lo pone en un lugar cercano al ridículo. Y como dijo el General Perón: “del ridículo no se vuelve”.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.