La economía no deja de contraerse: cayó 7,5% y acumula ocho meses de baja

La actividad económica volvió a caer en el undécimo mes del año respecto a igual mes del 2017. El estimador mensual de actividad económica (EMAE) registró una caída de 7,5 por ciento y también un descenso respecto al mes anterior. En once meses la caída fue del 2,2%.
La actividad económica en el mes de noviembre cayó respecto al mismo mes del 2017 y en relación al nivel del mes pasado. Según informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), el estimador mensual de actividad económica (EMAE) cayó 7,5% respecto al mismo mes de 2017. El indicador desestacionalizado bajó 2,3% respecto a octubre de 2018.
Las ramas de actividad con mayor incidencia en la contracción interanual del EMAE en noviembre de 2018 son “Comercio mayorista, minorista y reparaciones”, “Industria manufacturera” y “Transporte y comunicaciones”. En contraposición, los sectores “Agricultura, ganadería, caza y silvicultura”, “Enseñanza” y “Servicios sociales y de salud” son los sectores con mayor incidencia positiva.
El 2018 fue oscuro para el sector industrial y comercial que son quienes arrastran principalmente el derrumbe de la economía, y particularmente el panorama es sombrío para las pequeñas y medianas empresas.

Los despidos masivos, cierres, imposibilidades crediticias, caída en la actividad económica industrial y las ventas, derrumbe del entramado productivo nacional, ingreso irrestricto de productos importados; aumento de la pobreza y la indigencia; caída del poder adquisitivo; incremento de concursos y quiebras; corte de la cadena de pagos; desmantelamiento de la investigación y la transferencia de tecnología; más desempleo y precarización laboral; pérdida de derechos para grandes segmentos de la población, todos síntomas y consecuencias de la parálisis de la economía.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.