La plata no alcanza: el costo de vida de una familia tipo subió 57 % en un año

Son datos del INDEC. Hace un año, el mismo grupo familiar necesitaba 17.537 pesos para no ser pobre. El aumento es de 57 por ciento, lo cual revela que la inflación castiga con más dureza a los sectores más vulnerables.
El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos difundió esta tarde el informe de valorización de la canasta básica alimentaria y la canasta básica total, que trazan respectivamente las líneas de indigencia y pobreza para las familias argentinas.

El dato más importante es que una familia “tipo”, con dos adultos y dos menores en edad escolar, necesitó 27.570 pesos para no caer bajo la línea de pobreza, exactamente un 57 por ciento más de lo que demandaba en febrero de 2018 el mismo objetivo. Respecto de diciembre, el costo de vida dio un salto de 8.1 por ciento.

Para no caer en la indigencia, el mismo grupo familiar -caracterizado por la integración de un varón de 35 años, una mujer de 31 años, un hijo de 6 años y una hija de 8 años-, necesitó 11.117 pesos para no caer en la indigencia, es decir para no cubrir las necesidades calóricas elementales.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.