Viejo proyecto: Desde Cambiemos quieren cobrarle el agua a los vecinos

Todos los veranos pasa lo mismo: la falta de presión de agua renueva una vieja historia sobre la posible implementación de medidores de agua.
Por estos días se puso escuchar y leer declaraciones de concejales de Cambiemos, puntualmente el caso de Edgard Kilmeatte, donde solapadamente meten en la discusión general esta propuesta amañada desde hace muchos años: cobrarle a los mercedinos por el consumo de agua.
Hacia fines de los 90, principios de 2000, en los estertores del gobienro de Julio Gioscio, su principal alfil político, Juan Carlos Benítez instaló la necesidad de colocar medidores para cobrarles a los vecinos por el agua que consumían en sus hogares.
La idea del «Negro» Benítez, en medio de una crisis económica y social del país, generó grandes discusiones en el Concejo Deliberante y no prosperó esta idea.
No es casual que hoy Cambiemos, fuerza a la que pertenece el Negro Benítez, insistan con discutir sobre este tema, poniendo como falso eje la preocupación de los vecinos por la falta de presión de agua en algunos sectores de la ciudad.
Para estos problemas la solución no pasa por cobrarle a la gente el consumo de agua con medidores, sino más bien invertir en una mejor prestación del servicio de agua corriente. Pero en Cambiemos piensan con la lógica mercantilista.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.