Jueves 25 de julio de 2024

El intendente Ustarroz participó del tradicional Te Deum patrio

Martes 9 de julio de 2024

...
Compartir


El intendente Ustarroz participó del tradicional Te Deum por el Día de la Independencia oficiado por nuestro arzobispo Jorge Eduardo, quien compartió valiosas e importantes reflexiones con nuestra comunidad.

Fue en Catedral Basílica previo al acto protocolar por la jornada patria. También estuvieron presente la presidenta del Concejo, Mariana San Martín, la secretaria de gobierno, Clara Zunino, funcionarios, referentes social y amplia cantidad de instituciones educativas.

Ustarroz participó del tradicional Te Deum patrio oficiado por + Jorge Eduardo

El arzobispo expresó entre otros conceptos que:

“Nuestros próceres soñaron una Nación independiente y prometedora porque eran conscientes que en esta tierra bendita y con el pueblo mestizo que se estaba gestando, existía un enorme potencial para crear algo nuevo, una Patria, libre, soberana, con vida y proyecto propio”

(…) “Pienso, cómo ser un pueblo independiente en este contexto tan complejo del mundo. Estamos atravesando una crisis histórica mundial que no sabemos hacia dónde se encamina.

(…) “Personalmente no pierdo la esperanza, porque mi confianza en Dios y lo que nos enseña la misma historia, es que al final de esos procesos complejos, que llevan muchos años, la humanidad sale mejor. Aunque ciertamente no es nada fácil saber estar en los momentos de transición, que es lo que nos tocó a nosotros”

(…) “De todas maneras, hoy, son muchas las nuevas dependencias que nos zarandean, atándonos a esclavitudes que siguen hipotecando el presente y el futuro. Por nombrar algunas: la trata de personas, la droga, el analfabetismo, el fondo monetario internacional, el hambre, la extrema pobreza, la violencia, el no querer dialogar para privilegiar el interés individual, en fin, muchas situaciones que nos alejan del proyecto de la independencia soñada. Por este motivo me pregunto, cómo renovar la esperanza que da sentido a la vida concreta y cotidiana de nuestro pueblo, de nuestra Patria”

(…) “No se puede separar a cada persona de la comunidad. Cada persona en la comunidad. No lo uno sin lo otro, o por encima, o por debajo de lo otro. Lo repito, cada persona en la comunidad, no sin la comunidad. Solo así se hace un pueblo, que va como enhebrando en el camino, todas las circunstancias que le toca atravesar”

(…) “Para la Iglesia, entre comunidad y persona, hay una relación esencial que no se puede romper porque se necesitan para generar una sinergia original y fundamental que da posibilidad a que se sostengan y cuiden mutuamente. La comunidad cuida a la persona y la persona a la comunidad. Cada persona que viene a este mundo es una buena noticia que la comunidad no puede desechar. Cada persona tiene un valor inalienable y sabemos todo lo que esa vida puede aportarnos y enriquecernos”

(…) “Para alcanzar un estilo de vida que se fortalezca en una sana independencia, siempre se necesitará solidificar la dinámica persona – comunidad, porque para que haya más independencia, es necesario más relación entre las personas y la comunidad. A más independencia, más interdependencia”

(…) “En tiempos difíciles, la solidaridad no debería ser un plus de generosidad que tienen algunos con todos. Tampoco es hacerse cargo de los problemas de todos desde lo que sobra. La solidaridad, que es lo que da la posibilidad cierta de salvación colectiva, es constitutivo de la red, de ese magnífico entramado que se da entre cada uno y todos, y entre todos y cada uno.

(…) “El caminar juntos y hacer historia, nos da la posibilidad de adquirir un sentido más pleno de lo que significa ser pueblo y compartir la misma Patria, y es lo que nos asegura entender cómo funciona esa dinámica de lo propio y lo de todos”

(…) “La tremenda e injusta pobreza en la que se encuentran sumergidos una inmensa mayoría de hermanos nuestros hermanos, es similar a aquel pueblo que estaba con Jesús en el desierto y en la noche. No me cabe la menor duda que el milagro argentino esta en su tierra y en su pueblo, que una vez más, está llamado compartir lo que tiene y lo que es, para salir del laberinto en el que nos encontramos”

(…) “Qué hermoso es saber que la Madre del Señor, Nuestra Señora de las Mercedes y de Luján camina en medio de su pueblo que somos nosotros, los que vivimos en esta tierra bendita del pan, nuestra amada Argentina”