Jueves 23 de mayo de 2024

“Esperamos una justicia con una mirada de género”, dijo la mamá de Lucía Pérez en el inicio del segundo juicio

Martes 7 de febrero de 2023

...
Compartir

En el inicio del segundo juicio que investiga el femicidio de Lucía Pérez de 16 años, ocurrido en 2016 en Mar del Plata, su madre, Marta Montero, reiteró el pedido de justicia al señalar: “Esperamos una justicia con una mirada de género que la otra vez no tuvo, ni humanitaria”, 

Montero se refirió al juicio de 2018, que culminó con la absolución de los acusados Matías Farías (29) y Juan Pablo Offidani (47) por el femicidio, algo que luego revirtió el Tribunal de Casación al ordenar este nuevo debate oral. 

“Hace 2.308 días que Lucía no tiene justicia. Hace cinco años que estamos esperando este juicio y saber quién mató a Lucía”, añadió.

Y abundó: “Un animal tiene más derechos que el que tuvo Lucía en el primer juicio”.

Por su parte, Leandro Arévalo, el fiscal interviniente en este nuevo juicio, ratificó hoy en el inicio del proceso en la ciudad de Mar del Plata que tanto Farías y Offidani fueron responsables del femicidio de Lucía y dijo que la subieron a una camioneta y la llevaron a una vivienda de la zona sur para drogarla y abusar sexualmente de ella.

La mamá de Lucía fue la primera en declarar en la jornada por la que pasaron cinco testigos. Ante los magistrados Gustavo Fissore, Alexis Simaz y Roberto Falcone, recordó que la mañana del 8 de octubre de 2016, día en que se produjo la muerte de la menor, se despidió de ella a las 5.15 antes de ir trabajar: "Le di un beso, le dije te quiero mucho, le di 100 pesos que había pedido para salir con las chicas. Ella me dijo 'yo también te quiero mucho', y ese fue el último contacto de amor y de madre que yo tuve con ella".

Declaró además que los acusados eran “narcos”, que “la única forma que pueden obtener el cuerpo de una joven es drogándola y llevándola hasta la muerte” y subrayó que sabían que era menor de edad, porque “la captan a esa criatura en la escuela” secundaria a la que asistía.

Por su parte, los imputados no estuvieron presentes en la sala de audiencias y siguieron los lineamientos de las partes de manera remota desde sus lugares de detención, tras lo cual pidieron desconectarse. 

La muerte de Lucía ocurrió en la mañana del 8 de octubre de 2016, y de acuerdo a la instrucción, la adolescente había conocido a los acusados un día antes, cuando se acercaron a la Escuela Media 3 local a venderle un cigarrillo de marihuana.

Al día siguiente, Farías llevó a la chica a su casa en Racedo al 4800, donde habría sido drogada y abusada hasta ocasionarle la muerte.

Durante el primer juicio, en noviembre de 2018 ante el TOC 1, Farías y Offidani fueron condenados a ocho años de prisión por los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Aldo Carnevale, pero solo por la venta de drogas en la puerta de la escuela.

Ambos fueron absueltos, sin embargo, por el abuso sexual seguido de muerte y el femicidio, pero la sala IV del Tribunal de Casación revocó ambas absoluciones en agosto de 2020, dispuso la "nulidad" del juicio y ordenó la realización de uno nuevo, resolución que fue confirmada un año más tarde por la Corte provincial.